VEO®

           Visión Extra Ocular®

La Visión Extra Ocular® (VEO®) es un desarrollo mental, conciencial y fortalecimiento de la voluntad que culmina en el hecho de que los niños logran ver con los ojos materiales cubiertos, sin trucos, sin trampas. Normalmente logran leer mejor con sus ojos cubiertos que con sus ojos materiales abiertos. De 10 niños, 8 pueden leer palabras en la primera sesión.


La activación de la VEO® puede lograrse en el 100 % de los niños de 6 a 12 años de edad, que ya saben leer, después de esa edad el porcentaje va decreciendo muy rápido, hasta casi desaparecer.


Aunque la Visión Extra Ocular® es impresionante, no es lo más importante que pretende lograr este proyecto, pues más trascendentes son los resultados paralelos que obtienen los niños:
· Con problemas de lecto-escritura, pues en las primeras sesiones les enseñamos a leer y escribir como todos los niños.
· Con problemas de lenguaje, pues les enseñamos a hablar mejor.
· Con problemas de matemáticas, pues les quitamos sus traumas y ahora pueden entender la lógica matemática.
· Con problemas de aprendizaje, pues adquieren capacidades mentales adicionales que les ayudan a aprender lo que antes no podían.
· Con mala conducta, pues mejoran sus actitudes.
· Con dislexia, pues les enseñamos cómo controlarla.
· Con muchos traumas mentales, pues se los eliminamos.
· Con autismo, pues su voluntad se fortalece y, en cierta medida, empiezan a seguir la línea del común de la gente.
· Con síndrome de Down, pues se vuelven más autosuficientes.
· Con retraso mental, porque activan recursos que pueden suplir a sus debilidades o faltantes.
· Con miedo porque ven monstruos, seres oscuros, seres difuntos o escuchan voces de seres inmateriales, pues se vuelven seguros de sí mismos.
· Cuando los niños recuperan capacidades acalladas, entonces pueden adquirir otras capacidades adicionales y:
      Están listos para ponerse al día adquiriendo el conocimiento que no tomaron en su momento.
      Hacen sus deberes sin tener que pedírselos.
      Se vuelven sociables.
      Hacen amigos.
      Pueden dormir solos.
      Colaboran en los quehaceres de la casa.
      Se vuelven tutores de los menos capaces.
      Participan en la escuela.
      Mejoran sus actitudes.
      Son felices.

Estos y otros beneficios empiezan a ser muy notorios o de resultados inmediatos, pues normalmente se logran desde la primera sesión.


Los papás y mamás que deseemos que nuestros hijos e hijas desplieguen estas capacidades que les ayudarán en sus vidas, en todos esos ámbitos de los que no formamos parte; debemos ser muy conscientes que este trabajo que ellos harán a través de las sesiones de VEO, debe ser acompañado por nuestro propio trabajo en nuestra relación con ellos y me atrevo a decir que con nuestro propio trabajo personal. Estos niños y niñas necesitarán unos padres y madres que estemos a la altura de sus capacidades, para contenerlos y sostenerlos, ya que no podemos olvidarnos de que siguen siendo niños.

Contacta conmigo para mas información.


Búscame en el

listado de Instructores VEO 

(filtra por Madrid)





Correo
Llamada
Acerca de
Instagram